×

Conoce exactamente cómo funciona un Seguro de Auto en México

como funciona un seguro de auto

¿Cómo funciona un Seguro de Auto? ¡Entérate en Seguro.mx!

Todo el mundo en la actualidad (o al menos todas las personas que tienen o conducen coche) saben sobre la existencia e importancia de los seguros vehiculares en México. Sin embargo, ¿sabes exactamente cómo funciona un seguro de auto?

Existen muchas características, cláusulas, términos y condiciones que rigen las pólizas de los seguros de auto y de las cuales depende la protección y validez que te de tu seguro vehicular ante situaciones como choques, robos o cualquier emergencia.

Aunque no seamos expertos en el tema o no nos dediquemos a trabajar en una aseguradora o ser agentes de seguros, sin duda si contamos con este servicio o estamos a punto de contratarlo es importante conocer lo más posible sobre su funcionamiento y en qué casos sí y cuáles no aplica el seguro.

Es común escuchar muchas quejas o comentarios negativos de gente que se muestra inconforme en cuanto a las protecciones del seguro, el dinero que le pagó la aseguradora o si es que esta no hizo válida la cobertura. Todo esto depende de la forma en la que funciona y los reglamentos internos de cada contrato.

Por ello para evitar malentendidos, molestias o incluso omisiones por parte de agentes y ajustadores, es indispensable conocer al menos los aspectos más básicos del funcionamiento de un seguro de auto para que nadie te tome por sorpresa.

¿Qué es exactamente un Seguro de Auto?

Un seguro de auto se trata de una póliza que le brinda al vehículo y a sus ocupantes protección ante accidentes o todo tipo de siniestros, como daños a terceros, robo de auto y autopartes, gastos médicos, defensa legal y asistencia vial, entre otros. La compañía aseguradora con la que se contrate el seguro se hará responsable de cubrir el costo total o parcial causado por un incidente en el que el vehículo se vea involucrado, siempre y cuando se cuenten con las coberturas necesarias o no se viole alguna cláusula del reglamento.

De esta forma, en caso de que sufras un siniestro y seas conductor o propietario, no deberás costear por tu propio bolsillo la totalidad de los costos económicos, sino que tu aseguradora pagará la totalidad o la mayoría de los gastos necesarios para reparar los daños, ya sean en tu persona, acompañante, tu coche o terceros.

Este respaldo económico es sumamente importante, ya que los costos de los accidentes rondan en promedio los $25,000 pesos, según datos de la AMIS, y en casos catastróficos en los que pueden resultar heridas o fallecidas terceras personas, los gastos médicos, legales e indemnizatorios pueden superar los 4 millones de pesos.

Esto sin contemplar los daños causados a nuestro propio coche o el riesgo de pérdida total a causa de daños o robo.

Es por ello que la función del seguro de auto no sólo es proteger nuestro vehículo y a nosotros mismos mientras conducimos, sino que también son una inversión para proteger nuestra economía ante los cuantiosos gastos imprevistos que puede causar un accidente o cualquier otro fenómeno impredecible.

¿Qué es la póliza de seguro de auto y cómo se contrata?

Un aspecto fundamental para entender cómo funciona un seguro de auto es entender la póliza de seguro, la cual es un contrato legal celebrado entre la aseguradora y el asegurado (cliente), en el cual se establecen los derechos, obligaciones y responsabilidades de ambas partes respecto al convenio que se está realizando.

Este contrato contiene todas las coberturas, cláusulas, definiciones, exclusiones y en general, el reglamento del seguro que debe ser respetado por el asegurado en todo momento para que la aseguradora pueda garantizar el respaldo económico y logístico cada que sea requerido.

Este contrato debe ser leído, acordado y firmado por ambas partes para que tenga validez legal y ambos participantes puedan recurrir al documento en caso de algún problema, reclamación o controversia.

Este servicio se entrega a cambio del compromiso del asegurado del pago de una cantidad anual (conocida también como prima del seguro), costo que se estipula en la carátula del seguro, y puede pagarse de contado o a plazos según la aseguradora lo permita o sea decisión del asegurado.

¿Cuáles son y cómo funcionan las coberturas de los seguros de auto?

Una de las partes más importantes para entender cómo funciona un seguro de auto es entender las coberturas, que son cada uno de los servicios o protecciones que ofrece cada póliza.

Los seguros de auto son planes de protección que están conformados por distintas protecciones integradas en un mismo paquete, cada una con una finalidad y función específica para apoyarte en cada situación.

También cada una de estas coberturas tienen sus propias cláusulas, montos de aseguramiento y reglamento.

A continuación te explicamos en qué consisten:

  • Cobertura de Responsabilidad Civil por Daños a Terceros: Esta cubre los gastos en daños causados a terceras personas, como daños materiales a vehículos, viviendas, negocios, mobiliario público y lesiones o muerte en personas involucradas.
  • Gastos Médicos a Ocupantes: Todas las pólizas también incluyen la cobertura de gastos médicos extendidos para los ocupantes del vehículo, la cual en caso de lesiones por accidente costea gastos de traslados, hospitalización, cirugías, medicamentos, etc. La cobertura puede ir por lo general desde $50,000 por persona a más de $250,000.
  • Asistencia y Defensa Legal: En caso de que tengas un problema jurídico, ya sea una demanda o estés detenido por un tema relacionado con tu vehículo, se te brindará defensa y asesoría legal. De igual manera se contempla el pago de multas o fianzas según aplique el caso y la aseguradora.
  • Servicio de traslado: En caso de que te encuentres en estado inconveniente para poder conducir tu vehículo, podrás solicitar un auto con chofer para que te lleve a tu domicilio o cualquier lugar que necesites con seguridad.
  • RC en el Extranjero: Si viajas al extranjero con tu vehículo contarás con la cobertura de responsabilidad civil para protegerte contra gastos y responsabilidades de daños a terceros.
  • Robo de Auto: En caso de que seas víctima del robo de tu automóvil, se te indemnizará con el valor comercial, factura o convenido del vehículo menos el deducible (10% en promedio). En algunos casos se cubre el robo de autopartes u objetos personales dentro del coche si se cuenta con la cobertura.
  • Asistencia Vial: En caso de que tu vehículo sufra una avería tanto en ciudad como carretera se te enviará apoyo con servicios mecánicos, cambio de llantas, paso de corriente, suministro de gasolina y servicio de grúa.
  • Daños Materiales: El seguro de auto también te protege ante los daños materiales que pueda sufrir tu vehículo ante distintas causas. Cubre desde daños superficiales hasta los más graves o inclusive la pérdida total. Está contemplado para ofrecer la cobertura en caso de choques, volcaduras, daños por fenómenos naturales, vandalismo y caída de objetos.
  • Eliminación de deducibles: Este beneficio aplica en caso de robo total de tu automóvil, una vez declarada la pérdida, la empresa podrá ayudarte a eliminar los costos del deducible. Este beneficio sólo viene incluido en la cobertura amplia plus y suele tener un costo adicional.
  • Gastos funerarios: Este servicio se incluye en la cobertura de responsabilidad civil, en la cual en caso de fallecimiento por siniestro vial del conductor, pasajeros o terceros, se cubrirán los gastos derivados de servicios funerarios.
  • Auto con chofer: Este servicio se brinda cuando ocurre un accidente vial en el que tu carro tiene que ser remolcado o queda incapacitado para seguir circulando. De igual manera se puede solicitar el servicio en caso de que te encuentres en estado inconveniente para conducir.

¿Ante qué tipo de siniestros te protege un seguro de auto?

Para entender cómo funciona un seguro de auto también es necesario entender cuáles son las situaciones ante las cuales te cubre este servicio financiero.

Como todos sabemos, los riesgos a los cuales se encuentra vulnerable nuestro vehículo y nosotros mismos son muchos, y pueden presentarse en cualquier lugar y momento sin previo aviso, esto sin importar en donde vivamos, el tipo de uso que le demos al coche o todas las medidas de prevención que tomemos, pues a pesar de que ser precavido puede disminuir significativamente la posibilidad de accidentes o siniestros, lo cierto es que en muchas ocasiones estas situaciones no están en nuestras manos.

Ante esto el seguro de auto contempla la protección ante todo riesgos, como:

  • Choques automovilísticos
  • Colisiones con objetos, postes, bardas, etc.
  • Impactos con propiedades privadas y públicas
  • Volcaduras
  • Daños por baches
  • Robo total y de autopartes
  • Vandalismo
  • Ataques por terceros
  • Incendios
  • Explosiones
  • Caída de objetos, estructuras o construcciones
  • Inundaciones y desbielamiento por agua
  • Granizo
  • Caída de árboles
  • Rayos
  • Derrames químicos
  • Derrumbes
  • Daños por fenómenos naturales
  • Fallas mecánicas

¿Cómo reportar un siniestro o accidente a la aseguradora?

Si llegas a tener un accidente o siniestro que involucre a tu auto es necesario que sepas cómo funciona un seguro de auto al momento de realizar un reporte y esperar a que llegue tu ajustador.

Sigue los siguientes consejos para que no tengas ningún problema durante estas situaciones.

  • 1. Guarda la calma y asegúrate de que todos se encuentren bien: Lo más importante es no entrar en pánico, guardar la calma y verificar que tanto tú como tus acompañantes se encuentran bien. En caso de que haya algún lesionado, la prioridad será atenderlo si es alguna herida leve. Si es más grave, no muevas a la persona y espera a que llegue la ayuda.
  • 2. Llama a tu aseguradora: Una vez que has verificado que todos se encuentren bien es momento de llamar a tu aseguradora. Para ello es indispensable que siempre lleves a la mano tu póliza, ya que se te solicitará el número que viene en ella. También es importante que siempre lleves tu licencia de conducir, pues es un requisito indispensable para que el seguro sea válido.

    Indícale al operador qué es lo que sucedió, en dónde te encuentras, la descripción de tu auto y solicita ayuda médica o de cuerpos de emergencia si es necesario.

  • 3. Espera la llegada de tu ajustador: Una vez que se levanta el reporte, los ajustadores tardan un promedio de 30 minutos o menos en llegar al lugar en donde te encuentras. Muchas apps ahora permiten que observes en tiempo real la ruta de tu ajustador y que les compartas tu ubicación para que te encuentren con facilidad.
  • 4. No muevas el auto ni ninguna pieza: Mientras esperas la llegada del ajustador lo mejor es que trates de no mover el auto, a menos que interfiera con el tráfico o recibas la indicación por parte de un agente de tránsito. Tampoco trates de mover piezas que se hayan desprendido o trates de reparar tú mismo el golpe.
  • 5. No entres en conflicto con terceras personas ni aceptes tratos personales: Muchas veces es común que los involucrados comiencen a discutir y que incluso la situación se vuelva violenta por determinar quién tiene la culpa. También muchas personas querrán llegar a un trato sin la necesidad de involucrar a las aseguradoras, sin embargo, esto te pone en riesgo de que no se te pague lo adecuado y que se pierda la garantía del seguro. Lo mejor será que esperes a que el ajustador resuelva el asunto.
  • 6. Espera dentro de tu auto o en un lugar seguro: Si es posible, espera dentro del auto la llegada de tu ajustador, sin embargo, si existe algún peligro como fuga de combustible, incendio u otros, lo mejor es que te alejes a un lugar seguro.
  • 7. Tu ajustador te dirá que hacer al llegar: Al arribar al lugar del accidente, el ajustador será el encargado de determinar lo ocurrido, deslindar responsabilidades y decidir si la cobertura del seguro aplica o no con base en los términos establecidos en la póliza de seguro.

¿Cómo realizar los trámites para el pago de indemnizaciones o reembolsos?

Otra de las dudas más frecuentes que tienen los clientes que tienen un seguro de auto es cómo hacer las reclamaciones para que la aseguradora se encargue de pagar las reparaciones del coche, gastos médicos o indemnizaciones a terceros.

Pues bien, en este caso si depende todo de la aseguradora con la que tengas contratado tu seguro, pues cada una tiene sus propios protocolos y lineamientos a seguir en caso de cada situación.

Sin embargo, por lo general los pasos suelen ser los siguientes en cada caso:

  • Reparaciones del coche: En caso de que tu coche resulte dañado en un accidente o por un tercero, el ajustador del seguro será el encargado de hacer las negociaciones con la parte responsable, evaluar los daños, deslindar responsabilidades y determinar si el seguro es procedente y la cantidad que se pagará. El ajustador deberá entregarte un pase de reparación para que se pague la cantidad por parte de la aseguradora y asistas a un taller mecánico afiliado o a uno de tu preferencia.
  • Gastos médicos: Para el caso de los gastos médicos por lo general los seguros de autos se manejan por medio de los reembolsos, lo cual funciona presentando las cuentas hospitalarias para que posteriormente la aseguradora te pague lo que has gastado en cuentas médicas.
  • Robo total: En caso de que seas víctima de robo de auto, es necesario que llames a tu aseguradora y a las autoridades locales para que acudan al lugar del incidente a realizar las investigaciones correspondientes. En este caso deberás acudir a una Agencia del Ministerio Público a levantar una denuncia para que el coche sea buscado tanto por autoridades como por la aseguradora. En caso de que pasen más de 30 días sin la recuperación del coche, se procederá a hacer el pago de tu indemnización, para lo que debes acudir a las oficinas de tu aseguradora a entregar los documentos que se te soliciten y en cuestión de un par de días recibas el depósito.

Exclusiones de los seguros de autos

Además de las coberturas y servicios de los seguros de autos debes considerar que también existen varias exclusiones en las cuales el seguro no se hará válido o inclusive te puede llegar a penalizar con la cancelación de tu póliza si realizas una falta grave.

Entre las exclusiones más comunes se encuentran:

  • Conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier sustancia estupefaciente ilegal
  • No contar con licencia de conducir o que esta se encuentre vencida
  • Accidente con dolo que sea realizado de forma intencional para dañar a un tercero
  • Uso no permitido del vehículo en la póliza
  • Daños en operaciones o acontecimientos bélicos (guerra, levantamientos armados, etc.)
  • Daños en el vehículo en caso de ser confiscado por las autoridades
  • Vehículos con sobrecarga o exceso de pasajeros
  • Vehículos que circulen a exceso de velocidad o no respeten los señalamientos de tránsito
  • Brindar información o documentos falsos al contratar la póliza
  • Fallas mecánicas por falta de mantenimiento
  • Transitar fuera de caminos
  • Daños o robo causado por familiares

Redacción Seguro.mx

imagen
logotipo seguro.mx

4.0 / 5 de 81 opiniones

legales